Inicio
Loros Papilleros Disponibles
Artículos
Foro
Chat
PlusMascota

LA ALIMENTACIÓN DE UN AGAPORNIS PAPILLERO :

Escrito por Alberto Rodríguez, (Nashgull), Administrador de Psitaciadictos.com

En este artículo veremos los utensilios y cuidados necesarios para la alimentación de un agapornis papillero y después daremos una explicación lo más detallada posible sobre como realizar su alimentación.

Para hacernos cargo de la alimentación de un agapornis papillero lo primero que debemos de tener en cuenta es el tiempo que tenemos para este y el que estamos dispuesto a dedicarles, son aves que por su corta edad necesitan una constante vigilancia y dedicación.

Antes de que tu papillero llegue a casa debes preparar su alojamiento y tener lista su alimentación.

Psitaciadictos.com-Su alojamiento:
Un recipiente o caja (incluso una fiambrera) para la estancia en sus primeras semanas en el hogar.
Papel de cocina puede servir para poner de base en esa caja y así hacerle el “nido” más confortable, facilitándonos a la hora de la limpieza al realizar un fácil cambio de papel. Se puede cambiar por serrín prensado (se usa para los excrementos de roedores y psitácidas). Es importante llevar una higiene estricta y retirar siempre que veamos manchado.
A medida que vaya creciendo intentará salir de su caja por lo que es conveniente tener preparado su futura jaula y que pase el tiempo en su caja dentro de la jaula.

Psitaciadictos.com-Su alimento:
Debemos tener listo su papilla (la encontraremos fácilmente en cualquier tienda de animales), hay una amplia gama de marcas, cualquiera específica para agapornis nos servirá.
Cucharilla o jeringa, según el metodo de empapillamiento por el que optemos, yo personalmente prefiero la jeringa y es el método que trataré en este artículo, de esta forma evitamos la acumulación de aire en el buche.
Un vaso o recipiente donde preparar la papilla, y otro en el que poder guadar la jeringa una vez usada (la dejaremos en aceite, explicaré más adelante los motivos).
Usaremos una esponja o papel de cocina humedecido en agua tibia para limpiar al pichón cuidadosamente después de cada toma.

La mejor edad para adquirir tu papillero.
Respecto a la edad para comenzar a empapillar un agapornis yo aconsejaría que fuese alrededor de los 20 días.
Antes de esta edad es posible empapillarlo, pero es evidente que los cuidados deben aumentar y el riesgo a cometer un error con él es mayor. A medida que sobrepasa los 21 días, es posible empapillarlo, pero el trabajo para darle la papilla y que la acepte sin problemas será también mayor debido a su tamaño y pronta rebeldía.


23 Días36 Días

Como preparar y darle la papilla.
Una vez que tenemos en casa todo lo necesario incluido el agapornis, nos disponemos a dar su toma de papilla.

Pondremos agua a hervir (esto se puede hacer poniendo poca cantidad en un vaso y calentarla en el microondas), colocaremos dos cucharadas de papilla en un vaso o en el recipiente para este fin, dos gotas de aceite de oliva y a continuación el agua caliente se la iremos añadiendo a la papilla, siempre disolveremos bien la mezcla evitando grumos, las primeras tomas de un papillero se hace la papilla más líquida para ir adaptándolo y a medida que vaya aceptando las tomas se le ira espesando hasta adquirir la idónea que es parecida a la textura de un yogur.

Es muy importante que controlemos la temperatura que tiene la papilla, podemos usar agua hirviendo, mientras removemos para hacer la papilla y cargamos la jeringa, esta se enfriará, pero siempre la probaremos en el ante-brazo para asegurarnos que es la temperatura adecuada, de ser demasiado caliente se puede meter la jeringa bajo el grifo, esto la enfria.

Comprobaremos el estado del buche del papillero y jamás se le dará una toma si aún conserva en su buche comida de una toma anterior, el darle comida sobre comida puede hacer que esta fermente produciéndole el desarrollo de bacterias siendo un problema grave de solucionar.

Sus primeras tomas no le obligaremos, es un primer contacto y es preferible tener que darle más a menudo la papilla a que tarde demasiado en digerirla por exceso.

Le daremos de 3 a 4'5 ml. de papilla, siendo siempre nosotros quienes realmente veamos la capacidad de nuestro polluelo a la hora de comer y al tiempo de 4 tomas al día, siendo mejor y más importante guiarnos por su buche que por horarios estrictos. Le podemos dar su última toma del día a las 12:00 y la primera a las 8:00.

Cada vez que se le alimente, se utilizará la esponja o el papel de cocina humedecido en agua tibia para retirar restos de papilla del pico y plumas si se hubiese llenado, es importante controlar la higiene de nuestro agapornis para evitar posibles infecciones.

Hacia los 30 o 35 días se le puede añadir pipas (pipas naturales sin sal), estas han de estar crudas, hay que pelarlas y triturarlas, por cada tres cucharadas de su alimento normal añadir una de la pipa molida. Esta textura es complicado hacerla pasar por la jeringa, luego deberemos ofrecérsela con cuchara, comenzando de este modo a enseñarle a comer por sí sólo.

Se le debe ir disminuyendo paulatinamente la dosis de papilla, se le retirará las tomas intermedias dejándole la toma de la mañana y de la noche. Aproximadamente a los 2 meses de edad tendrá una única toma de papilla, la última del día, y desde el momento en que comencemos con la retirada de la primera dosis es importante que le dejemos a su alcance agua fresca y limpia que pueda beber, una mezcla de semillas y ofrecerle fruta y verduras variadas.

Para enseñarle y acostumbrarlo a comer los nuevos alimentos por sí solo, antes de cada toma debemos mostrarle las semillas e incitarle con nuestros dedos como si picásemos sobre ellos, comenzará por curiosidad picoteando hasta que con paciencia termine por comer.

Después de cada toma, la jeringa será enjuagada con agua caliente, cargando y descargando varias veces, para finalmente dejarla en su vaso o recipiente con aceite y cargada de este hasta su próxima toma. De esta forma preservamos la jeringa de posibles bacterias.

La papilla que no sea consumida en una toma no será reutilizable, es decir, para cada toma se preparará una nueva mezcla de papilla, quedando inservible las sobras.

Es aconsejable ponerle juguetes desde pequeños, como cascabeles, campanas, cuerdas, escaleras, etc…

Psitaciadictos.com

Anotación personal:
Me gustaría que aquellas personas que deciden regalar un papillero a un niño por lo gracioso y exótico de estas aves, entendieran que un papillero quizás no es la mascota que mejor se adecua a un niño.

Requieren cuidados básicos que no depende ya de dificultad sino de dedicación, los agapornis son pequeñas psitácidas muy activas, juguetonas y traviesas, suelen ser bastante destrozones y a medida que van madurando su carácter les hace un poco ariscos y porque no, agresivos. Suelen picar sin más aviso y en cuanto un niño reciba dos picadas ya dejará de gustarle esa divertida mascota que un día le regalaron, pasando en el mejor de los casos a cambiar un estado de total libertad y diversión a estar encerrado en su jaula sin más contacto con el exterior, consiguiendo de este modo que el agapornis se haga aún más arisco y receloso.

Psitaciadictos
www.psitaciadictos.com